Plástico Burbuja

Es un film de polietileno de dos capas o tres donde una de las capas se llena de aire formando alveolos separados entre sí para dar al material la función de cojín y por lo tanto envolver productos de cualquier naturaleza protegiéndolos de los golpes.

Este material se puede producir en extrusión o en discontinuo obtenido de dos láminas separadas de polietileno que vienen calentadas y unidas después del rollo de formación donde se realizan las burbujas.

La extrusión permite un control más elevado sobre la calidad y la composición química del plástico mientras la producción en discontinuo permite mayor flexibilidad a un coste de fabricación superior.

Este material se suministra en rollos que pueden llegar hasta 2500 mm de ancho pero luego los distribuidores o también los mismos fabricantes manipulan la bobina para obtener bobinas de ancho inferior o laminas a medida de las necesidades del utilizador final.